Lunes , septiembre 25 2017
Home / DP / Uber vs Sector Transporte (Taxis amarillos) vs Transporte de Turismo
ZULAY RL

Uber vs Sector Transporte (Taxis amarillos) vs Transporte de Turismo

Al final al gobierno no le interesa regular, reglamentar o legalizar el servicio de UBER, sino debilitar al transporte turístico para concesionarlo, vía empresa privada, a operadores nacionales (socios del gobierno) para hacerse con este negocio tal como lo hicieron con el METRO BUS.

Por Zulay Rodríguez Lu / Diputada de la República

DL/Política/17-5-2017-En los últimos días, he escuchado varias versiones tanto a favor como en contra de la huelga decretada en el sector Transporte sobre el apoyo incondicional que el Gobierno de Juan Carlos Varela ha realizado a favor de la empresa UBER, y, que hábilmente, el gobierno  manipulo la información a través de sus medios, haciéndole creer al pueblo que la protesta fue realizada por transportistas de taxis selectivos (taxis amarillos), cuando no era así, todo lo contrario eran transportistas del sector turismo, que están siendo desplazados por empleados de la empresa UBER, en su mayoría, extranjeros.

Los que están a favor señalan que el servicio de transporte es pésimo, y, que a pesar de que el Gobierno delego esta función en el servicio selectivo de los taxis, se indignan cuando el usuario le pide que lo lleven a su lugar de destino, en su mayoría, salen con el clásico “NO VOY”, aparte de comportarse de forma altanera, soberbia, e, incurren en insultos hacia el usuario. Hago la salvedad, que le corresponde a la Autoridad de Transporte Terrestre (ATT) regular y corregir este tipo de abusos por parte del transporte selectivo, lo cual no han querido nunca hacerlo. Es el gobierno, quien debe tomar los correctivos necesarios, pero no lo hacen.

Sin embargo, los transportistas de turismo son operados por nacionales educados, profesionales, hablan hasta 3 idiomas por la necesidad de comunicarse con los turistas, se les obliga a tener un seguro por accidentes; y, pagan hasta 25% de impuesto sobre la ganancia obtenida por día, para brindar un servicio. Son eficientes, y su negocio es transportar a los turistas, por lo que sus ganancias van directo al fisco nacional, contribuyendo a activar la deprimida economía que hoy se sufre en Panamá.

El servicio de UBER en cambio, no se tiene certeza que compañía lo opera, es cierto, que muchos califican el servicio de eficiente, sin embargo, esta empresa no paga seguro en casos de accidentes, es operada por extranjeros, no pagan impuestos, y, están realizando una competencia desleal contra los nacionales, porque el gobierno de JCV que ha tenido 2 años para legalizar UBER, no ha querido hacerlo, porque ellos apuestan a debilitar a los transportistas del sector turismo para quebrarlo y apropiarse del negocio, sin pagar un solo centavo, al fisco panameño.

Al final al gobierno no le interesa regular, reglamentar o legalizar el servicio de UBER, sino debilitar al transporte turístico para concesionarlo, vía empresa privada, a operadores nacionales (socios del gobierno) para hacerse con este negocio tal como lo hicieron con el METRO BUS.

Recuerdan cuando el Estado compró la empresa MI BUS, uno de los más beneficiados fue un empresario (donante de campaña) quien se benefició de esta transacción que estuvo por el orden de los 260 millones de dólares. Al final, siempre, es el mismo esquema, desprestigiar al nacional con medios de televisión aliados, o, desprestigiarlos, o simplemente, invisibilizarlos, lograr la opinión favorable de la población, y, poner un operador privado para sacar beneficios de la actividad y luego recomprar a precios exorbitantes el servicio que ellos mismos privatizaron.

El gobierno ha usado este esquema en innumerables ocasiones, por ejemplo, cuando decidió con dinero del Estado ampliar la terminal de TOCUMEN para beneficiar a otra empresa allegada al gobierno, ampliación que en su primera etapa fue construida por ODEBRECHT, empresa acusada de sobornos en Panamá. Recientemente han estado tratando de lograr los consensos para construir un puerto en el área de COROZAL con dineros de la ACP, muy cerca de los terrenos de un reconocido miembro del  partido panameñista que compro varias hectáreas de terreno porque de acuerdo a lo publicado en la revista FORBES, va a incursionar en el sector logístico; y lo que es peor, el Administrador Quijano no ha tenido reparo en decir que la ACP no se dedica al negocio de puertos, por ende, si se construye el mismo será concesionado a un operador privado (OTRO SOCIO DEL GOBIERNO).

Es obvio que el modelo de negocio de este gobierno es explotar las concesiones del Estado para regalar nuestras riquezas a extranjeros, patrocinadores de campaña y demás amigos del Presidente JCV.

No quiero justificar con mis palabras el desorden que hay en el transporte selectivo (TAXI AMARILLO), pero este debate no es sobre ese tema, sino sobre los taxis turísticos y las intenciones del gobierno de explotar esa concesión, creando  una competencia desleal en perjuicio de los nacionales, para que después el gobierno compre las acciones con el dinero de nuestros impuestos, para luego privatizarla y concesionarla a favor de los amigos, donantes y allegados al círculo 0 del Presidente de turno.

Como oposición, tenemos dos opciones claras:

  1. Solapar nuevamente las acciones del gobierno haciéndole coro al Diputado Popi Varela y sus claras intenciones de arruinar a los taxistas turísticos nacionales para privilegiar a extranjeros y empresas privadas.
  2. Actuar como una oposición coherente y analizar el tema en su más amplia dimensión, entendiendo que aquí se pretende hacer otro negocio a costa del pueblo panameño; y, por ende debemos manifestarnos en contra de esta situación.

Defender el servicio de UBER, aunque bueno o eficiente, según muchos, es dejar en estado de indefensión a nuestros propios nacionales. En la actualidad tenemos más de 1 millón de extranjeros en el país monopolizando las actividades económicas que le dan de comer a nuestros hijos, ya hasta el que vende periódicos y empanadas es extranjero; y, aun así, escuchamos medios aliados, apadrinando esta situación.

Avalar el servicio de UBER es el equivalente a estar de acuerdo con que Minera Panamá y Petaquilla Gold exploten a los nacionales por miserables regalías que le dan al Estado; y que PETRO TERMINALES pague CERO impuestos al Estado.

Recuerden el contrato leonino aprobado por la Asamblea Nacional a favor de la empresa CCCT (China Colón Container Terminal) que le extiende un contrato por 20 años y no le deja ninguna ganancia al pueblo colonense.

Avalar UBER es estar de acuerdo con los nefastos crisoles de razas que se enriquecen con la pobreza del panameño y que le quita las plazas de empleo a nuestros nacionales.

En Colón, San Miguelito, Chorrera, Arraiján, Chiriquí, Bocas del Toro, hay gente que no tienen que comer y el dinero que se embolsilla la empresa UBER al pagar 0 impuestos; y, otras empresas de su tipo, le hace falta al pueblo para construir una escuela digna, un camino de producción, un centro de salud y llevarle mejores días a los millones de panameños que viven en pobreza y pobreza extrema.

Me alegro que los transportistas turísticos se hayan parado en la cinta costera, enfrente del edificio MIRAMAR donde reside el Presidente JCV; y, lo hayan obligado a pararse temprano, porque esa es una manera de hacer Patria, porque muchos no se atreven hacerlo, ya sea por temor o simplemente porque tienen prebendas y regalías del gobierno, actual.

Es triste, que todos los que nos sentimos desplazados, ignorados, o engañados o que depositaron su confianza en el gobierno actual, no se atrevan hacer oposición, o, si otros lo hacen, los ataquen sin misericordia, no alzar nuestra voz de protesta o disentir sobre esta práctica monopolística a favor de la empresa UBER, es continuar avalando empresas extranjeras, que no pagan impuestos, y cuyas regalías van directo al bolsillo del círculo 0 de los gobernantes y sus amigos.

Al mantenernos silenciosos nos convertimos en encubridores, y, en vez de apoyar al pueblo, estamos, avalando al extranjero, que hoy nos quita lo poco que nos queda en nuestro país.

 

Leer mas

GUILLERMO SAINT MALO

Corrupción de diputados es peor que cualquier desastre natural, Saint Malo

  “La corrupción es peor que cualquier desastre natural. Estos diputados destruyen con sus acciones …

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com