Sábado , octubre 21 2017
Home / Política / ¿PRIMARIAS O “EL DEDO?
ERNESTO PEREZ BALLADARES

¿PRIMARIAS O “EL DEDO?

Ernesto Pérez Balladares

Presidente de la República 1994-199

DL/Política/10-10-2017-En 1984, en el Cuartel de Tinajitas, el mismísimo General Noriega informa a los presentes que el candidato presidencial del PRD sería Nicolás Ardito Barletta.  El Toro estaba presente en esa reunión. La “izquierda” del PRD había “ungido” al “Toro” como su candidato; pero era el Comandante Noriega el que tenía la última palabra.  En esos días, el General pronorteamericano Rubén Darío Paredes también era candidato; el “Toro” lo había enfrentado y Paredes lo tenía “sentado en el hielo”.  Ganó “Nicky” por 1713 votos, y el Secretario de Estado norteamericano George Shultz, ahogó el grito de fraude de la oposición cuando reconoció el triunfo electoral del nuevo Presidente de Panamá.

Los militares panameños daban las órdenes en el PRD; un Partido creado por el General Torrijos para darle continuidad al movimiento social que había aglutinado en la lucha por la conquista del Canal.  Ronald Reagan estaba dispuesto a recuperar el Canal, derogando el Tratado Torrijos Carter y firmando uno nuevo donde ellos recuperaban el Canal y sus soldados se quedaban en Panamá más allá del año 1999.

Noriega se negó a esas pretensiones y los gringos reaccionaron con una “guerra de baja intensidad” (igual a la hoy usada en Filipinas, Irak, Libia, Siria, Venezuela, etc.) para derrocarlo.  Los gringos organizan, financian y dirigen la Cruzada Civilista, una organización política creada para desgastar políticamente a los militares.  Durante ese periodo se “satanizó” con éxito, la imagen del General Noriega, de los militares panameños y del PRD. Los “rabiblancos” estaban felices porque habían perdido el poder en 1968 y parecía que con ayuda de los EUA pronto estarían de regreso al Palacio de Las Garzas.  Esa lucha política empezó en Junio de 1987 y terminó el 20 de Diciembre de 1989 con el derrocamiento del General Noriega por el ejército norteamericano.

La masacre causada por las balas norteamericanas fue de tal magnitud que el General Noriega se rindió a los cuatro días y simultáneamente, los soldados panameños soltaron las armas.  La resistencia civil que enfrentó a los norteamericanos estaba integrada por miembros del PRD, leales al General Torrijos y dirigida por gente de izquierda del PRD que se mantuvieron hostigando esporádicamente a las tropas norteamericanas hasta finales de Febrero de 1990.  Este periodo extra de lucha contra las tropas norteamericanas sin el respaldo de los soldados de las Fuerzas de Defensa de Panamá que se habían rendido, le dio a los combatientes del PRD, la fuerza moral para rechazar cualquier orden emanada de los cuarteles.  Así el PRD, durante la invasión, se independiza de los militares; y empiezan a realizar reuniones clandestinas para reorganizar las fuerzas del Partido.

Después de la invasión, en las primeras reuniones del PRD, donde llegaban el “Toro”, Mitchell, Pachi, Blanco, Gerardo, habían combatientes del PRD que habían decidido no aceptar órdenes de cobardes que huyeron o se entregaron a los soldados norteamericanos.  Por ende, la voz de mando en las reuniones la tenían las bases y no la dirigencia, que en muchas reuniones hablaban cuando se les concedía “cortesía de sala”.  Cosas veredes, Sancho.  En esos días, muchos miembros del PRD, eran perseguidos y encarcelados por las tropas norteamericanas; razón por la cual, muchos miembros del PRD negaban a su Partido por temor a las represalias.  La  izquierda del PRD, que en los primeros días de la invasión era el poder real a lo interno del partido, apoyó y allanó el camino para la candidatura presidencial del “Toro”; Noriega lo había “banqueado” en 1983, pero las fuerzas vivas del PRD, fuertemente influenciada por la “izquierda” del PRD después de la invasión, avalaron su candidatura.

Costó mucho trabajo aceptar que la lucha armada había terminado; y que en adelante, el campo de batalla sería en el escenario político.  Así empezaron a reunirse clandestinamente, los miembros del PRD otra vez, a contar sus testimonios, a preguntar por sus amigos y copartidarios, a reorganizarnos otra vez para recuperar el Palacio de Las Garzas.  Nadie puede atribuirse la reconstrucción del Partido; el PRD que había sido estrellado por el ejército norteamericano contra el piso y destruido en miles de pedazos, empezó a unirse nuevamente como gotas de mercurio.

Así, cuando se realiza el 4to Congreso del PRD, se establecen las primarias.  ¡EL DEDO DE NADIE MANDARÍA EN EL PRD!  ¡TODO EL QUE QUIERE SER CANDIDATO, TIENE QUE SOMETERSE AL ESCRUTINIO DE LAS BASES EN UNAS PRIMARIAS!

 ¡LAS “PRIMARIAS” ES UN LEGADO QUE NOS DEJARON LOS MÁRTIRES DE LA INVASIÓN”!

Hoy, los cobardes que se escondieron debajo de la cama cuando llegó el ejército norteamericano, quieren “resucitar” el “dedo”, con el cuento del narcotráfico, lavado de dinero, o como la única salida para garantizar la unidad.  Es inadmisible que la decisión de elegir al candidato presidencial del PRD quede en manos de  “cuatro gatos” fácilmente “mareables con un maletín rabiblanco”.

El PRD es un partido democrático, y no hay mejor tributo al espíritu de la democracia que:…¡ELEGIR EN LAS PRIMARIAS AL CANDIDATO PRESIDENCIAL DEL PRD!

Es responsabilidad ineludible del candidato presidencial del PRD garantizar la unidad del Partido.  Ese no es un trabajo fácil;…es un desafío inexorable para todo aquel que pretenda representar a los 462,395 miembros inscritos en el PRD.

¡AUNQUE PASEN MIL AÑOS PARA REGRESAR AL PALACIO DE LAS GARZAS, EL CANDIDATO PRESIDENCIAL DEL PRD DEBE SER ELEGIDO EN UNAS “PRIMARIAS” INTERNAS!

El PRD no va a llegar al Palacio de Las Garzas eliminando las “primarias”; sólo regresaremos cuando nos ganemos la confianza del pueblo para convertirnos en su única esperanza.

Leer mas

CD BASES

Denuncian nombramientos de convencionales CD en Asamblea

La denuncia de Cortes coincide con las mismas que realizó en su momento el Partido …

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com