Sábado , octubre 21 2017
Home / DP / A 49 años de la revolución del 11 de octubre de 1968
11 de octubre de 1968

A 49 años de la revolución del 11 de octubre de 1968

 

Promovió un desarrollo social significativo de las clases más pobres, el campesinado, los indígenas, profesionales, trabajadores y las clases bajas de las ciudades de Panamá y Colón.

DL/Política/11-10-2017-En la noche del viernes 11 de octubre de 1968, la Guardia Nacional derrocó al presidente Arnulfo Arias, que se encontraba en un cine de la ciudad. Al enterarse, se refugió en la Zona del Canal bajo el control del ejercito norteamericano.

El mayor Boris Martínez desde Chiriquí y el teniente coronel José Humberto Ramos desde Santiago, comandaron el golpe de estado. Se impuso una Junta Provisional de Gobierno, dirigida por los coroneles José María Pinilla y Bolívar Urrutia. La noche del Golpe de estado, el teniente coronel Omar Torrijos, se encontraba en la Zona del Canal.

El 12 de octubre en el periódico El Mundo (el único que circuló ese día) se indicó que una Junta Miliar se había hecho cargo del poder, sin mencionar los nombres de sus integrantes y que tropas con cascos de acero y armadas con ametralladoras rodearon la residencia de Arnulfo Arias, quien logró refugiarse en la Zona del Canal.

Informó asimismo, que tiroteos esporádicos se suscitaron “en los sectores más pobres de la ciudad”, mientras que el Director del Hospital Santo Tomás declaró que un hombre y una mujer resultaron heridos de bala. El diario advirtió que todos los derechos civiles habían sido suspendidos.

Durante 1968 y 1969 se había dado actividad guerrillera en la urbe y en el interior del país por parte de la Federación de Estudiantes de Panamá y otras organizaciones, así como de simpatizantes del derrocado presidente Arias.

También hubo actos bélicos contra la Guardia Nacional, el cierre de diarios y se desarrolló la emisión de panfletos y escritos clandestinos. Por su parte, la Junta clausuró varios medios radiales y la Universidad de Panamá fue cerrada por varios meses.

Posteriormente se inició una campaña moralizadora liderizada por Martínez, pero llegó a su fin el lunes 24 de febrero de 1969, cuando fue enviado por Torrijos hacia Estados Unidos, a bordo de un avión junto con los coroneles Federico Boyd y José Ramos y el mayor Humberto Jiménez. Omar Torrijos tomó las riendas del “proceso revolucionario”, hasta que murió asesinado el viernes 31 de julio de 1981, en un acto de sabotaje en la avioneta en que viajaba sobre el cerro Marta, en el distrito de La Pintada, provincia de Coclé, de acuerdo a testimonio del norteamericano John Perkins, que en aquellos años trabajaba para la CIA.

Aunque durante su gobierno, Torrijos tuvo que sortear y frustrar otro intento de golpe de Estado por miembros de la Guardia Nacional, el martes 16 de diciembre de 1969, indiscutiblemente se convirtió en lí­der de la “revolución”, como se llamaba al proceso que lideraba.

Promovió un desarrollo social significativo de las clases más pobres, el campesinado, los indígenas, profesionales, trabajadores y las clases bajas de las ciudades de Panamá y Colón. Una liga de varios sectores de la sociedad sustentaba su doctrina torrijista o “Torrijismo”, cuyo ideal más grande y posterior legado, fue la eliminación de la Zona del Canal y la recuperación del Canal de Panamá, con la firma de un nuevo tratado con los Estados Unidos.

La fecha de término del enclave colonia fue definida: el viernes 31 de diciembre de 1999. Aunque son innegables estos aportes por parte del gobierno que encabezó, el general Omar Torrijos Herrera dio paso a ciertos avances sociales en el país centroamericano, tampoco se puede negar que bajo su mando muchos panameños sufrieron persecución polí­tica, exilio, encarcelamientos, torturas, represión hasta llegar al homicidio, como del dirigente universitario izquierdista Floyd Britton y desapariciones como la del sacerdote católico colombiano Héctor Gallego, si bien aún se desconocen los nombres de los perpetradores directos.

El proceso revolucionario del general Omar Torrijos Herrera terminó con su muerte. Cuando el General dio pasos hacia la apertura democrática en el país, su pensamiento era salir, junto con las fuerzas militares, del escenario político, y simplemente vigilar y garantizar que en Panamá no se volvieran a cometer los mismos actos irresponsables y de corrupción que aún hoy continúan.

La participación de los militares en la polí­tica panameña después de 1968 debe ser dividida en tres partes muy distintas: la era torrijista del “proceso revolucionario”, el veranillo democrático de Rubén Darí­o Paredes y la era norieguista de la dictadura militar.

 

Leer mas

CD BASES

Denuncian nombramientos de convencionales CD en Asamblea

La denuncia de Cortes coincide con las mismas que realizó en su momento el Partido …

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com